Prepara tamales bajos en calorías

Comerte un tamal con mucho sabor, no debe ser sinónimo de consumir las 600 calorías que comúnmente contienen

 

La fama que tienen algunos platillos de la comida tradicional mexicana no es precisamente la de ser bajos en calorías. Cuando estás a dieta eliminas de tu lista el pozole, los tacos o los tamales, pues sabes que serán platillos con abundantes condimentos, altos en grasa e hipercalóricos. Sí, en general éstas son sus características, pero si cambias algunos ingredientes, puedes disminuir la cantidad de grasas, carbohidrátos e irritantes que normalmente contienen.

Por ejemplo, elige tamales de pollo, vegetarianos o de quesos blancos; evita los que estén rellenos de guisados preparados o  salsaseados -el mole y la crema suman a la calculadora calórica-. Puedes acentuar el sabor de la preparación incuyendo condimentos como ajo y cebolla que son ricos en antioxidantes, bajos en índice glucémico y ayudan a controlar el colesterol y los triglicéridos en la sangre.

Ni se te ocurra pedirlo frito. Un tamal común tiene aproximadamente entre 600 y 700 calorías, al incluir pan para una tradicional “guajolota”, estarás sumando otras 400 calorías a tu organismo. Un total de mil, sí 1,000 calorías de una sentada.

Pero no todo está perdido, los expertos del Método PronoKal nos compartieron una receta que fácilmente puedes preparar en casa para llevara tu mesa un delicioso tamal de sólo 300 calorías.

 

Tamal Vegetariano

Ingredientes:

  • Pan de proteína Pronokal
  • 1 pieza de chile jalapeño
  • 100 gr. de jitomate
  • hoja de plátano
  • ajo y cebolla deshidratados
  • aceite de oliva

Preparación:

Lava y desinfecta las verduras. Corta en cubos el jitomate, desvena el chile y pártelo en rajas. Saltea la cebolla y el ajo deshidratados con unas gotas de aceite de oliva, añade las rajas y sazona con sal y pimienta. Separa las rajas y muele el resto de la preparación. Integra todo para dar el último toque de sazón. Por separado mezcla el contenido de un sobre de Pan Provenzal Pronokal con 30 ml de agua a temperatura ambiente. Coloca la masa en la hoja, agrega las rajas guisadas y envuelvelo. Cócelo a baño María por 15 minutos. ¡Listo! Antes de comértelo toma un vaso con agua y una porción de ensalada verde.

Comenta