8 razones para seguir las indicaciones del médico

Conoce los riesgos por el consumo inadecuado de medicamentos

Diversas asociaciones, agrupaciones médicas y de pacientes lanzaron un movimiento llamado #LoQueDiceTuMédico , que busca generar conciencia entre los pacientes sobre el valor de la profesión médica y la importancia de respetar la prescripción de forma integral.

De entrada, se considera un riesgo que cambies la receta, sustituyas medicamentos o suspendas la medicación de forma unilateral. El mal apego a la medicación es responsable de miles de hospitalizaciones, complicaciones graves e incluso muertes de pacientes que no toman su tratamiento o la toman inadecuadamente.

Toma correctamente los medicamentos para evitar neutralizar su efecto u ocasionar graves riesgos en tu salud.

Aquí te damos las 8 razones:

1.- Los medicamentos sólo funcionan si se toman a intervalos regulares. La estructura química y composición de los medicamentos determina la rapidez con la que serán absorbidos por el organismo.

 

2.- Manejan una concentración en sangre muy precisa. La posología o dosis con la que se prescribe un medicamento es muy exacta para que no sea tóxica o pueda causar daños; sobre todo en el caso de tratamientos hormonales, cardíacos, presión sanguínea, antiepilépticos o litio.

3.- Cada medicamento tiene su dosis y frecuencia óptima. Así, mantiene concentraciones en sangre que sean lo suficientemente altas para maximizar los efectos beneficiosos y lo suficientemente bajas para evitar efectos secundarios o toxicidad. Por ejemplo, el paracetamol, en dosis mayores a las recomendadas, puede causar daño hepático grave, pero no proporciona un mayor alivio del dolor.

4.- Los medicamentos no son intercambiables. A veces en la farmacia hay medicamentos que son parecidos, pero no intercambiables. Por ejemplo, hay fármacos que aunque son de la misma familia y en principio se utilizan para tratar algún padecimiento similar, están orientados a resolver casos diferentes. Antes de recetarlos, el médico toma en cuenta la vida media del medicamento, sus posibles efectos adversos o si el paciente tiene otra enfermedad agregada, entre otras variables, para prescribir uno o el otro. Es peligroso cambiar de medicamento.

5.- Las indicaciones son exactas, sobre todo con antibióticos. La eficacia del antibiótico para eliminar las bacterias de los tejidos infectados depende de las concentraciones continuas y adecuadas de antibióticos. Si no se toma con la dosis y frecuencia prescrita o no se completa el ciclo, las bacterias pueden sobrevivir y multiplicarse, y la infección puede complicarse.

6.- Tienen un calendario particular para cada dosis y una duración. Sigue las instrucciones del médico a fin de evitar interacciones con otros medicamentos o interferencia con otros procedimientos o estudios requeridos, llegando a distorsionar sus resultados o causar otras complicaciones.

7.- Sólo se usan para el propósito para el que se han recetado, es decir, siguiendo las instrucciones del médico. Tomar un medicamento por una indicación distinta a la recetada no solo no proporciona beneficios, sino que puede dañar tu salud debido a sus efectos adversos.

8.- Los medicamentos tienen contraindicaciones. Aunque un medicamento pueda servir para tratar tu enfermedad, no siempre es adecuado para todas las personas, ya sea porque son alérgicas o porque padecen una segunda enfermedad o por un tratamiento subyacente con el que interaccionan.

#LoQueDiceTuMédico es el resultado de un esfuerzo conjunto de diversas asociaciones médicas, agrupaciones de pacientes, profesionales de la salud e industria: Alianza Médica, Asociación de Facultades y Escuelas de Medicina, Colegio Mexicano de Médicos Generales, Comité Normativo Nacional de Medicina General, Consejo Farmacéutico Mexicano, Federación Mexicana de Diabetes, Fundación Mexicana para la Salud Hepática, Colegio de Medicina Interna de México, Sociedad Mexicana de Electrofisiología y Estimulación Cardiaca y la Sociedad Mexicana de Trombosis y Hemostasia.

 

Comenta