Regina Orozco: “Soy mujer, soy feliz porque me acepto”


La “diva irreverente” dejó de buscar la perfección para sólo ser ella

Estudió ópera en el Conservatorio Nacional y actuación en el Centro Universitario de Teatro y en el foro Eón, pero un día conoció el cabaret y desde entonces se convirtió en una diva de los escenarios.

Ahí en el cabaret conoció a Jesusa Rodríguez y durante muchos años recorrieron el mundo con su muy especial show. Fueron a Europa, Estados Unidos, Canadá y Sudamérica con sus espectáculos cabaret-operísticos.

Hoy Regina tiene un público fiel, un sentido del humor excelente y ama la vida, porque dejó de buscar la perfección, el “estilo” y la imagen para aceptarse tal y como es: grandiosa y auténtica.

Y esto nos dijo:

“Soy mujer y soy gordibuena, y soy curvilínea y soy feliz porque eso es lo que soy, porque me acepto”.

En Soy Mujer dedicamos este mes a las mujeres, las que luchamos todos los días por ser mejores en nuestra profesión, en el trabajo, en la escuela, en casa, con la pareja, con los hijos, con los hermanos, con los amigos, con nuestros padres, y Regina Orozco es una de ellas.

Aquí te compartimos sus palabras para Soy Mujer:

 

Comenta


Fabiola Guarneros

About Fabiola Guarneros

Apasionada del periodismo, soñadora y tiene fe en el ser humano, pues considera que aún es capaz de hacer cosas que lo ennoblezcan. Para ella, las calles son el museo más grande del arte objeto, por eso gusta de caminarlas y fotografiarlas.
Lleva 24 años como periodista, inició en El Universal como reportera de diversas fuentes de información, donde permaneció 14 años. Ha hecho coberturas internacionales para el citado periódico, para Excélsior y Excélsior TV, como las visitas de los papas Juan Pablo II y Francisco a Cuba.
Actualmente es Subdirectora Editorial en Excélsior y tiene una columna los domingos llamada “Mensaje Directo”. Colabora también en la Barra de Opinión de TVAzteca.
Ha sido galardonada con el Premio Nacional Juvenil de Periodismo en 1992 en el género Entrevista; con la Presea Paulo VI, en 1996, que otorga el Episcopado Mexicano por la cobertura religiosa; y el Premio Nacional de Periodismo del Club de Periodistas de México por su programa de Entre Mujeres La Entrevista, de Excélsior TV, con Jessica Pacheco y Yazmín Jalil.