Chocolate, ¿el afrodisiaco perfecto para San Valentín?

 

Es común relacionar el aumento de la libido y el deseo con el chocolate, por lo que esta delicia es el regalo por excelencia el día de los enamorados.

 

Tarta de Chocolate Cacao Barry Ocoa

 

Hay estudios que atribuyen al cacao, materia prima del chocolate, la propiedad de aumentar la libido, así lo dice un reporte entregado por investigadores italianos a la la Sociedad Europea de Medicina Sexual, en Londres.

Los que están a favor de esta hipótesis dicen que cuando las papilas gustativas detectan el chocolate derritiéndose en la boca, provocan que el cerebro genere endorfinas, mejor conocidas como las moléculas de la felicidad, ya que producen una sensación de bienestar o un estado similar al que se tiene cuando estás enamorado. Mejor aún, la revista Journal of Sex Medicine publicó en 2006 los resultados del estudio “Chocolate and Women’s Sexual Health: An Intriguing Correlation”, en el que concluían que su consumo puede potenciar las relaciones sexuales. Por ejemplo, el chocolate contiene feniletilamina, liberadora de las mismas endorfinas que corren por el cuerpo cuando se tiene un orgasmo. Una idea demasiado tentadora para comerlo, devorarlo… ¡acabar con los chocolates!

Sin embargo, también existe otro gran grupo que lo niega. La misma European Food Safety Authority confirmó que no existen investigaciones con el suficiente rigor para afirmar que el chocolate es un afrodisiaco o que influye en las emociones.

Lo cierto es que en México se han convertido en el regalo por excelencia para el Día del Amor y la Amistad. Según una encuesta realizada por TNS Research International (2011), de las personas que obsequian algo el 14 de febrero, 76 por ciento da chocolates; mientras la Asociación Nacional de Productores de Chocolates, Dulces y Confitería (ASCHOCO) informó que el consumo de este producto se incrementa 30 por ciento en esa especial celebración.

A favor o en contra, si su aroma no fuera tan reconfortante, ¿por qué el mercado ofrece numerosos productos que lo replican? Cremas, jabones, tratamientos capilares y hasta masajes corporales con este ingrediente se convierten en un apapacho para el alma.

Ya sea por gusto o mera tradición, si vas a invertir parte de tu presupuesto destinado a San Valentín, lo ideal es que te inclines por el oscuro, ya que también contiene flavonoides (antioxidantes que disminuyen el impacto de radicales libres), así como anticoagulantes, de gran ayuda para mejorar la circulación sanguínea. También fíjate que sean realizados con al menos 70 por ciento de cacao y, de preferencia, de origen mexicano.

¡A disfrutar!

 

Comenta