Mis favoritas al Oscar


Las 6 películas que me gustan para la estatuilla…

Por Marco Gonsen

No soy crítico de cine, pero me gusta ir al cine y disfrutar de lo que veo, por eso voy a compartir una minirreseña de las seis películas nominadas al Oscar que he visto, en orden ascendente según mi gusto (jiji).

Empiezo con The Martian (Misión Rescate), una agradable comedia (sí, sí es una comedia si se le compara con Gravedad) que ya ganó el Globo de Oro en esa categoría y que es sostenida por un medio sangrón Matt Damon perdido en otro planeta.

Basada en un exitoso best seller, es hasta ahora la más taquillera de las nominadas. La dirige Ridley Scott, pero sus fans de hueso colorado se decepcionarán si creen que encontrarán Alien o Blade Runner. El que no esté en la quinteta de Mejor Director le anula posibilidades. La nominación ya es su mejor premio.

Con toda seguridad no ganará en la categoría de Mejor Película, pero de todas las nominadas que vi, Room (La Habitación) es la segunda cinta que más me atrapó. Un secuestro de siete años que mantiene cautivos en un cobertizo a una madre y su hijo es capaz de provocar taquicardias incluso a los más insensibles, para lo que es clave el trabajo de la dupla Brie Larson-Jacob Tremblay.

Brie Larson es la favorita para llevarse la estatuilla como Mejor Actriz. Ahora que resulta inexplicable la ausencia de Jacob Tremblay entre los nominados.

Película correcta en los sentidos fílmico y político de la palabra, Spotlight Movie (En Primera Plana) es la tercera en mi lista de favoritas al Oscar. Con una narración desprovista de cualquier tipo de espectacularidad o estridencia, cuenta cómo un grupo de reporteros del Boston Globe investiga la pederastia dentro de la Iglesia católica, con un estilo sobrio que recuerda a Todos los hombres del presidente (Alan J. Pakula, 1976).

Gran favorita de la crítica estadunidense, la mayoría de premios que ha recibido proviene de este sector de la comunidad cinematográfica . No sería extraño que también convenciera a la Academia.

Spotlight_En_Primera_Plana_Poster_Latino_JPosters-e1452187259368

La cuarta en mi lista de favoritas al Oscar es The Big Short (La gran apue$ta), una comedia sobre cómo se gestó la burbuja hipotecaria que devino en la crisis económica mundial de 2008. Su virtud es narrar en un tono didáctico y amable un complicado tema financiero que ya ha sido objeto de solemnes documentales. Ganó el premio del Sindicato de Productores, que suele predecir al ganador del Oscar. Así que no es mala opción para la quiniela.

En el quinto lugar de mis favoritas al Oscar está Brooklyn Movie (Brooklyn: un nuevo hogar), cuya inclusión en la máxima categoría por sí misma es una sorpresa. El conflicto existencial de una inmigrante irlandesa en Nueva York que por una circunstancia inesperada debe volver a su tierra daba para un melodramón intenso.

Pero ojo, el guión de la novela original de Colm Tóibín fue adaptado por el novelista Nick Hornby (Alta Fidelidad, Un gran chico) convirtiéndola en otra reflexión de adultos que se niegan a la madurez. Destaca la actuación de Saoirse Ronan, a quien conocimos en El Gran Hotel Budapest como la chica que trae tatuado el mapa de México en el cachete.

Concluyo la serie de reseñas previas al Oscar con mi favorita personal y la de las quinielas, The Revenant Movie (El Renacido), que hace honor al origen como publicista de Alejandro G. Iñárritu. Espero que no se me entienda mal: no lo digo como crítica, sino como elogio. Si algo supo el director fue “vender” el producto de tal forma que la mayoría de la gente que la vio sabía de qué se trataba, que se filmó con luz natural sólo 90 minutos al día, que DiCaprio comió corazón real de bisonte, etc.

Hizo que el público la apreciara por haber sido filmada “al natural”, aun cuando la escena más impactante (la de la osa, claro) es digital. Pero en realidad, nada de eso importa a la hora de la hora: el relato se sostiene por sí mismo de manera natural y conmueve genuinamente. Creo que ganará porque reúne la espectacularidad que ama Hollywood (quizá le haga algo de sombra Mad Max), su reivindicación indígena la hace políticamente correcta (en esa materia su rival es Spotlight) y nada haría enojar más a Donald Trump que México se alce con el premio de Mejor Director por tercer año consecutivo. Ojalá.

Comenta


Fabiola Guarneros

About Fabiola Guarneros

Apasionada del periodismo, soñadora y tiene fe en el ser humano, pues considera que aún es capaz de hacer cosas que lo ennoblezcan. Para ella, las calles son el museo más grande del arte objeto, por eso gusta de caminarlas y fotografiarlas.
Lleva 24 años como periodista, inició en El Universal como reportera de diversas fuentes de información, donde permaneció 14 años. Ha hecho coberturas internacionales para el citado periódico, para Excélsior y Excélsior TV, como las visitas de los papas Juan Pablo II y Francisco a Cuba.
Actualmente es Subdirectora Editorial en Excélsior y tiene una columna los domingos llamada “Mensaje Directo”. Colabora también en la Barra de Opinión de TVAzteca.
Ha sido galardonada con el Premio Nacional Juvenil de Periodismo en 1992 en el género Entrevista; con la Presea Paulo VI, en 1996, que otorga el Episcopado Mexicano por la cobertura religiosa; y el Premio Nacional de Periodismo del Club de Periodistas de México por su programa de Entre Mujeres La Entrevista, de Excélsior TV, con Jessica Pacheco y Yazmín Jalil.