¿Sabes cómo proteger a tus niños en un automóvil?   ¡Actualizado!


No importa si el trayecto será corto, él debe ir en una silla adecuada para su tamaño

No importa si es un paseo breve o un viaje en carretera, tu hijo debe estar todo el tiempo protegido con la silla adecuada para evitar graves consecuencias durante un accidente. María Teresa Cosío, gerente de Responsabilidad de Quálitas, comparte algunos tips de seguridad para cuidar lo que más quieres.
¿Aún tu bebé viaja en brazos? Quizá el dato más impactante que te convenza de los peligros de no usar una silla de sujeción para automóviles es saber que durante un choque vehicular, el peso de un niño se puede multiplicar hasta 12 veces. Desafortunadamente, ante un contratiempo de este tipo ni siquiera los brazos de mamá resultan tan seguros.
Ya sea en la ciudad o en un recorrido por carretera, es importante cuidar hasta el más mínimo detalle cuando se trata de mantener a salvo a los más pequeños del hogar. Por eso, toma nota de estos consejos prácticos:

1-El asiento perfecto para tu hijo depende de ciertas características como el peso y la altura. Los portabebés (de 0 a 2 años aproximadamente) deben colocarse mirando hacia la cajuela del vehículo, jamás de frente. Los recién nacidos deben viajar en una posición inclinada para que no se les dificulte la respiración.
2-Un niño que sobrepasa el límite de peso o de estatura del portabebés (varía de acuerdo a cada modelo) debe usar una silla de auto que vaya orientado hacia delante con un arnés. Este modelo es ideal para niños pequeños y en edad preescolar (2-4 años aproximadamente).
3-Para niños en edad escolar (hasta los 12 años aproximadamente) existen sillas elevadores o boosters que les permiten viajar seguros hasta que puedan usar sólo el cinturón de seguridad.
4-Un niño jamás debe de ir en el asiento delantero hasta cumplir los 13 años de edad aproximadamente.
5-La mayoría de las sillas para bebé vienen con una base de plástico que instalas en tu auto; así, la silla se acopla para que sólo tengas que abrochar el cinturón. Asegúrate que todo esté bien colocado.
6-No olvides ajustar las correas y el soporte de la cabeza a medida que tu hijo crece. Es importante que conozcas y tomes en cuenta todas las especificaciones del fabricante para que conforme tu hijo crezca, vayas cambiando de silla.
7-Si vas a comprar una silla de segunda mano, verifica de que se encuentra en buen estado y, de preferencia, pregunta al vendedor si ha estado involucrada en algún accidente. Toma en cuenta que debes reemplazar la silla después de 5 años o si estuvo involucrada en un accidente por pequeño que éste haya sido.

Comenta