¡Niños en la cocina!

Adiós a temores y accidentes, KidZania y Tupperware abren la Escuela Culinaria

Hemos escuchado y leído muchas veces que la mayoría de los accidentes que sufren los niños suceden en casa, y uno de los lugares en donde más se presentan es en la cocina. Ahí, nuestros pequeños se cortan o se queman.

Las quemaduras ocupan el primer lugar de accidentes en el hogar, seguidos de los ahogamientos y envenenamientos. Los niños, por ejemplo, son más propensos a sufrir lesiones por quemaduras, ahogamientos y envenenamientos; las amas de casa,  cortaduras y quemaduras; y los adultos mayores continuamente son víctimas de las caídas.

Cifras del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA), que depende de la Secretaría de Salud, reportan que tan sólo en el 2013 hubo dos mil 290 accidentes en menores de 10 años causados por quemaduras, ya sea por contacto directo con el fuego o por sustancias calientes.

También los cuchillos en casa son un imán para los niños, pues quieren conseguirlos para jugar con ellos.

Kidzania y toper

Pero, ¿qué podemos hacer además de tener las debidas precauciones en casa?, ¿guardar los cuchillos?, ¿evitar que entren a la cocina?, ¿poner un letrero de “prohibida la entrada a todo niño menor de 10 años”? ¡Claro que no!

Tenemos que enseñarles a que los accidentes pueden evitarse, que la cocina no es un campo minado y que pueden entrar y ayudar en la preparación de alimentos sencillos sin correr riesgos. Además, de esa manera los estamos haciendo independientes y al mismo tiempo los apoyamos y acompañamos en esta etapa natural de la exploración, el descubrimiento y el aprendizaje.

Recordemos que en esta etapa, los niños aprenden jugando. A veces nuestras órdenes estrictas y/o autoritarias son desafiadas por los pequeños. Y, ¿qué creen? Que KidZania y Tupperware nos pueden ayudar en esta encomienda.

¡Sí! En KidZania Santa Fe se inauguró la Escuela Culinaria, un espacio en donde los niños podrán aprender que los accidentes pueden evitarse,  que podemos entrar a la cocina tomando todas las medidas de seguridad necesaria y, además, podrán preparar algunas recetas.

Ambas empresas le están apostando al concepto de la educación y el entretenimiento, lo que ayuda a que nuestros hijos se comprometan desde pequeños con el cuidado de su alimentación, de su entorno, de su comunidad y de su seguridad.

En la Escuela Culinaria, los chicos podrán preparar recetas durante los 15 o 20 minutos que durará su experiencia en ese espacio. Los platillos que prepararán cambiarán cada mes, pues habrá un experto culinario que asesorará a los guías.

Aquí está una opción más para que nuestros hijos crezcan en la seguridad, confianza y cuidados.

Comenta