Mudanza sin estrés


Uno de los momentos que más pereza me dan en la vida es, sin duda, mudarme de casa. De inicio, no eres experta en empacar, tampoco tienes idea de por dónde comenzar ni si es mejor vivir entre cajas un mes previo al cambio –a esto se suma que justo guardas objetos que al día siguiente necesitas y otra vez a deshacer la caja-, o si es preferible no dormir durante tres días para mantener tu hogar en perfectas condiciones el mayor tiempo posible y meter todo de una sola vez.

También el vergonzoso momento en que te das cuenta que un tercio de tu casa es ¡basura! Topers sin tapa, revistas viejas, juguetes descompuestos, medicamentos y despensa caduca –esa que está hasta el fondo de la alacena y nunca ves-, y que bien pudiste depurar continuamente. Sí a todas nos pasa. Y ni qué decir de los congelados, que terminan derretidos antes de que puedas conectar nuevamente tu refrigerador.

Cuando se acerca el día de cambiarte, las cajas de cartón que encuentras en el súper o las que desechan tus familiares y vecinos se convierten en oro molido, porque de comprarlas de última hora deberás invertir una suma considerable en contenedores nuevos que jamás volverás a usar.

Estos factores van sumando dinero al fondo perdido, que bien pudiste ahorrar o invertir en otras cosas necesarias como los nuevos juegos de llaves para la familia; por ello, los expertos de Propiedades.com nos dan consejos para que esto no suceda y puedas “desarmar” tu vieja casa y “armar” tu nuevo hogar sin tanto estrés.

EL SECRETO ES PLANEAR

  • Contratar tu servicio de mudanza con al menos dos semanas de anticipación te ayudará a encontrar el mejor precio. Checa al menos tres empresas diferentes. El costo dependerá de la cantidad de muebles, el piso al que se van a transportar, si existe o no un elevador, si hay que “volar” los muebles por el techo o la ventana y cuántos aparatos de línea blanca trasladarán.
  • Una mudanza también es el momento ideal para deshacerse de objetos, ropa, muebles y demás artículos que no usas. Eliminar las cosas innecesarias se puede hacer a través de una venta de garaje, Internet, obsequiar artículos en buen estado que ya no utilizas y, en última instancia, desechar. Procura realizarlo un mes antes del cambio.
  • Revisa los alimentos y productos de tu hogar que debes consumir antes de mudarte. Vacía poco a poco la alacena y consume los productos de limpieza, para que no corras el riesgo de que se tiren, aplasten, quemen o manchen y arruinen tus pertenencias.
  • Haz una lista de personas y oficinas a las cuales debes notificar tu cambio de domicilio, tal como la oficina de correos, tu cuenta de teléfono, el sistema de televisión por cable, la cuenta de internet, bancos y demás servicios.
  • Una semana antes de mudarte, asegúrate que tu nuevo hogar cuente con los servicios esenciales: tuberías, servicio de agua, gas y electricidad.
  • Consigue cajas y demás artículos para empacar los objetos delicados (platos, vasos, artículos de vidrio). Te será muy útil contar con papel burbuja, cinta canela, marcadores y organizar todo a través de iniciales o habitaciones.

HORA DE EMPACAR

  • Haz un equipaje con los objetos que necesites durante la primera semana. Podrían ser ropa, computadoras, lámparas de emergencia o herramientas. Poner en orden el nuevo sitio te llevará tiempo.
  • Mientras empacas, realiza un inventario de tus posesiones. Si eres paranoico del orden y la perfección de tus muebles y objetos, puedes tomarles fotos por si debes reclamar en caso de algún rayón.
  •  Es mejor no escribir el contenido de las cajas; así evitarás la desaparición de tus posesiones. Puedes enumerar las cajas y tener una lista aparte con su contenido.
  • Marca el equipaje frágil.
  • No apiles los platos, es mejor guardarlos de lado y con plástico o papel que llene los espacios vacíos.
  • No cubras los muebles con adhesivos directamente. Esto arruinará los acabados.

LLEGÓ EL MOMENTO

  • El día de la mudanza, se paciente. Un largo, cansado y, posiblemente, estresante día comienza. Asegúrate de no olvidar algo, recorre tu casa (antigua) habitación por habitación y carga tu lista de equipaje, será tu guía.
  • Lleva efectivo contigo. Ten en cuenta que habrá gastos, como comida, transporte y artículos como focos que vas a necesitar en tu nuevo hogar.

Comenta


Jessica Pacheco

About Jessica Pacheco

Jess Pacheco

Se define como periodista bonvivant, pues desde hace 17 años está dedicada a la búsqueda de las tendencias en ámbitos como moda, diseño, belleza, gastronomía, turismo y la escena de la alta sociedad mexicana.
Fue editora en jefe de la firma Club en el Periódico Reforma, así como de la sección Estilos en el Periódico El Universal. Los temas netamente femeninos aparecieron en su radar tras dirigir la revista Mujer Ejecutiva.
Actualmente es editora en jefe de los suplementos RSVP y Pleasures del Periódico Excélsior, de Grupo Imagen Multimedia, empresa en la que también desarrolló los proyectos televisivos RSVP y Weekend como jefa de información y conductora titular.
Obtuvo el Premio Nacional de Periodismo 2015 gracias a la co-conducción del programa Entre Mujeres La Entrevista, de Excélsior TV, al lado de Fabiola Guarneros y Yazmín Jalil.
Difícilmente la verás en la cocina o el gimnasio, prefiere las tardes con un buen café o una copa de vino.