Trump avienta rollos de papel a damnificados en Puerto Rico


Así entrega el Presidente de Estados Unidos la ayuda a los afectados por el huracán María

Foto: Tomada de El Confidencial

Donald Trump llegó este martes a Puerto Rico, que hace 13 días fue azotado por el huracán María. Pero lejos de ser una visita amigable, ha resultado polémica debido a las actitudes y discursos del presidente de Estados Unidos.

Durante una reunión con el gobernador puertorriqueño, Ricardo Rosselló, en San Juan, Trump no sólo les recordó la deuda millonaria que arrastran, sino que les reprochó los gastos que el territorio boricua le genera al país norteamericano. “Odio decirles, Puerto Rico, pero ustedes han dejado nuestro presupuesto fuera de control”, dijo.

Ahí mismo, Donald Trump minimizó el resiente desastre natural que vivieron los boricuas y lo comparó con los que han azotado a Estados Unidos. Dijo que los daños provocados por el huracán María, el cual dejó 16 muertos y cientos de damnificados en Puerto Rico, no había sido tan severo como el huracán Katrina, que en 2005 causó el fallecimiento de más de mil 800 personas en norteamérica.

Por si eso fuera poco, tras un recorrido que hizo en helicóptero por las zonas afectadas decidió aterrizar en Guaynabo -para visitar una iglesia-,  una de las zonas más adineradas y menos afectadas por María. Ahí, el mandatario estadunidense levantó críticas y generó indignación debido a que aventó rollos de papel a los asistentes como parte de la ayuda que llevó. Mira aquí el video:

 

Comenta


Karla Trejo

About Karla Trejo

Enamorada de mi profesión y de lo que ella me ha permitido conocer. Desde hace cuatro años colaboro en el periódico Excélsior, mi primera casa como periodista. Soy editora del suplemento Salud y reportera de la sección de espectáculos. En 2014 obtuve el Premio de Periodismo aplicado a la salud Medtronic, por un reportaje acerca de los implantes auditivos. He tomado seminarios de periodismo en México y Estados Unidos. Amo la música y los libros. Para hacerme feliz basta con un buen concierto de rock o una tarde entre los árboles.