Cerezas para mantener sano a tu corazón


Una ingesta adecuada en potasio es benéfica para reducir el riesgo de padecimientos relacionados con la hipertensión

Nos encontramos en la cumbre del verano y con ello, el saborear frutos frescos como la cerezas, que son deliciosas y múltiples beneficios para la salud. Por ejemplo aportan gran cantidad de antioxidantes que ayudan a controlar la presión arterial, reducir el riesgo de padecer hipertensión y prevenir accidentes cerebrovasculares.
Algunos medicamentos usados para tratar la hipertensión arterial provocan pérdidas de potasio, por lo que el consumo de cerezas frescas podría compensar dicha complicación. De acuerdo con el American Journal of Clinical Nutrition, las cerezas ocupan el lugar 14, entre los 50 alimentos más ricos en antioxidantes.
Dentro de las propiedades que podemos encontrar en las cerezas frescas, destacan:
1. Que son una importante fuente de potasio, que podría reducir el riesgo de padecer hipertensión arterial.
2. Contienen ácido fólico, ideal para tener un buen funcionamiento general del organismo.
3. Son ideales para mantener el sodio en equilibrio (previene la hipertensión).


Estadísticas de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición estiman que en México, 25 millones de personas padecen hipertensión, siendo la primera causa de muerte a nivel mundial después de los 40 años de edad. Además, esta enfermedad se relaciona en 51% con las muertes por accidentes cerebrovasculares.
Esta fruta de temporada tiene un sabor dulce y un color rojo tan llamativo a la vista que la convierte en una delicia para todos. Lo mejor es que es un alimento nutritivo y el complemento ideal en una dieta balanceada: una ración de 21 cerezas sólo cuenta con menos de 100 calorías y 260 mg de potasio, convirtiéndose así, en un bocadillo saludable.
Los agricultores de Cerezas del Noroeste te invitan a incluir esta fruta de temporada en tu dieta, ya que son consideradas como una súper fruta por ser benéficas para la salud, contener grandes cantidades de antioxidantes, fibra; estar libres de sodio, grasa y colesterol, y ser una fuente natural en vitamina C. Consume una o dos porciones diarias.

Comenta