Los muros de Trump


Su discurso intolerante y racista ya prendió en EU

Es hora de tomar en serio a Donald Trump. Su candidatura parecía una simple payasada en el proceso interno del Partido Republicano, rumbo a las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Pero sus victorias en las elecciones primarias y la incapacidad de sus rivales para hacerle sombra ameritan encender alertas.

El tono abiertamente xenófobo de su discurso no es una broma ni una actuación derivada de su carrera televisiva. Con éste construye muros.

Trump ya dio a conocer una propuesta de reforma migratoria que incluye la confiscación de las remesas que envían los migrantes y dificultar el paso de mexicanos hacia su país. (Un muro contra las remesas y la economía de los trabajadores latinos en ese país).

En su delirio plantea, incluso, negarle visas a los diplomáticos mexicanos y cancelar la ciudadanía estadunidense a los hijos de mexicanos. (El muro a los dreamers).

El punto no es si este señor puede llegar o no a la Casa Blanca, sino que su discurso de odio está ganando cada vez más simpatías y apoyos a la construcción de ese muro fronterizo que pretende que paguemos nosotros los mexicanos.

Por eso, es necesario reiterar una y otra vez la condena a estas posiciones extremas y refrendar que la cooperación binacional no se construye edificando muros.

Yazmín Jalil, Jess Pacheco y yo (Fabiola Guarneros) reflexionamos sobre este tema en El Chal de Soy Mujer. Tu opinión y comentarios son importantes para nosotras. Participa:

Comenta


Fabiola Guarneros

About Fabiola Guarneros

Apasionada del periodismo, soñadora y tiene fe en el ser humano, pues considera que aún es capaz de hacer cosas que lo ennoblezcan. Para ella, las calles son el museo más grande del arte objeto, por eso gusta de caminarlas y fotografiarlas.
Lleva 24 años como periodista, inició en El Universal como reportera de diversas fuentes de información, donde permaneció 14 años. Ha hecho coberturas internacionales para el citado periódico, para Excélsior y Excélsior TV, como las visitas de los papas Juan Pablo II y Francisco a Cuba.
Actualmente es Subdirectora Editorial en Excélsior y tiene una columna los domingos llamada “Mensaje Directo”. Colabora también en la Barra de Opinión de TVAzteca.
Ha sido galardonada con el Premio Nacional Juvenil de Periodismo en 1992 en el género Entrevista; con la Presea Paulo VI, en 1996, que otorga el Episcopado Mexicano por la cobertura religiosa; y el Premio Nacional de Periodismo del Club de Periodistas de México por su programa de Entre Mujeres La Entrevista, de Excélsior TV, con Jessica Pacheco y Yazmín Jalil.